Reseña || Tú te lo pierdes de Isabel Quintín

by - mayo 19, 2016






















SINOPSIS
"Mírate dónde estás Elena, en el baño de un chico guapo, luego de que te ha visto devolver la comida de un día, vestida de diseñador y abrazando un inodoro... nada mas anti seductor que eso".

Soy Elena Rocha, pero prefiero presentarme como Lena Roach. Mi madre cree que me avergüenzo de llevar su apellido, no es así; lo que sucede es que Lena Roach, es mi alter ego. la escritora famosa, periodista y locutora; atractiva, seductora e irresistible. Elena Rocha, es el simple resultado de un experimento científico.


He roto con el romance, mis relaciones no pueden durar mas allá de tres meses, está prohibido enamorarse y ante cualquier señal de enamoramiento, de alguna de las partes, de debe poner distancia. El sexo es opcional y para controlarlo llevo un estricto libro... no soy una destroza hombres; me gusta divertirme: ellos y los zapatos, son mi talón de Aquiles.


Te lo pierdes no aplica para encuentros de una noche.

Autor: Isabel Quintín
Género: Chick-Lit
N.° páginas: 171
Saga: Lena Roach Diares #1
Editorial: Agridulce Books
ISBN: 9781501002939
Año de publicación: 2016



Pocas veces me ha costado tanto realizar una reseña. No porque la novela sea difícil o porque tenga dudas de cómo diseccionarla, sino porque hablar de una novela escrita por alguien a quien le tienes mucho cariño es muy complicado. Pero prometo ser bastante objetiva, porque la premisa del blog es ser sincera con respecto a mis opiniones personales.

En Tú te lo pierdes nos encontramos inmersos en el mundo de Elena Roche, una chica de 28 años, nacida y criada en Bogotá-Colombia, que caracteriza ese ideal de mujer moderna, que se encuentra en el mejor momento profesional de su vida, es escritora con varios libros publicados, locutora de un programa feminista muy reconocido en su ciudad y columnista en una revista que la ha ayudado a impulsar las ventas de sus novelas. Ella está a punto de iniciar un viaje por tres meses a Nueva York para realizar un curso sobre novelas Chick-Lit que dicta su autora internacional favorita, pero todo ese momento mágico en el que siente que vive se tambalea cuando la obligan a realizar una investigación periodística que detesta.

Pero hay que entender un poco que la protagonista no es una chica con una personalidad plana. Ella se divide entre una Elena Roche enamoradiza, insegura y tímida, a la que precisamente por estas características vive encerrada solo en la consciencia de su otro yo, su álter ego Lena Roch, que en cambio es una chica más segura, avasalladora, conocedora del comportamiento del género masculino, una femme fatale en toda regla que sabe cuando hacer uso de sus talentos femeninos para obtener exactamente lo que desea de sus parejas sexuales ocasionales y que tiene como lema de vida NO ENAMORARSE.

Esta dualidad entre Elena/Lena no es ningún trastorno psicológico, sino más bien es un mecanismos de defensa que el personaje usa para transmitir una seguridad que no le es innata. Y a lo largo de la historia nos encontramos momentos donde esa Elena inocente, que una vez fue, quiere hacer acto de presencia y volver a dirigir su vida, pero esto no le será fácil ya que tiene recuerdos convertidos en monstruos que le destrozaron el corazón en el pasado, haciendo que creara esa coraza llamada Lena, la mujer que no llora por nadie, que no necesita a nadie.

Aquí viene mi primera crítica importante, la interacción entre Elena y Lena son complicados de entender, ya que no está muy definido quién dice qué cosas y seguirles sus conversaciones en la consciencia de la protagonista resulta algo confuso, quizás si se hubiera usado otro tipo de recurso para leer sobre las conversaciones mentales entre ellas hubiera dado mejores frutos.

Otro punto, particularmente esto es una opinión muy subjetiva, es que que me resultó agotador y repetitivo la actitud de Lena que dice que sin importar el qué, cuando quiere algo no le llega a importar ni siquiera el "qué dirán"; pero a lo largo de la novela plantea una necesidad casi vital que nunca la veo buscar de verdad, es más como una constante de "quiero algo quiero algo" (no voy a decirles qué quería, lean la novela jajajajaja) pero no hace nada para solventarlo. ¡¡¡A veces me provocaba gritarle para que reaccionara y pasara la página!!!

También creo que la causa de mis frecuentes despistes es dado por el ritmo de la historia; a mí parecer es el mayor desacierto en toda la novela. Cuando las historias tienen un ritmo muy lento cansan o peor, resultan largas y pesadas. Pero por otro lado, cuando las aceleran mucho causa otro efecto contraproducente, termina aturdiendo al lector que se pierden entre una escena y otra. Uno nunca se puede poner en situación, disfrutar los diálogos o entender los razonamientos de los personajes que los lleva a una acción.

En pocas palabras no había terminado de pasar algo cuando ya todo había cambiado, así no me permitía asimilar las cosas. Quizás por esto es que sentí que me faltaron párrafo en toda la historia, en esta novela sin lugar a dudas era necesario que se desarrollara un poco más la trama, o que la escritora se tomara su momento de disfrutar cada escena, a veces, y solo a veces, es necesario un poco más.

Pero de igual manera, sin importar el ritmo, el argumento de la novela es bastante fresco con mucho
s momentos jocosos. Es bastante actual y recuerda a esas películas románticas hechas para estrenar el día de San Valentín.

Ahora bien, hablemos de Stephan Bradley, o mejor dicho hablemos de la inexistencia de él. En teoría, es el protagonista masculino de la novela, pero particularmente siento que en este primer libro realmente no destacó. Es como si fuera un personaje de relleno que da sustento a parte importante de la trama, ya que no fue muy desarrollado o no se le da la relevancia que merece, siento que no se me permitió entenderlo plenamente y disfrutarlo. Lo bueno es que gracias al final de la novela logro entender que quizás en la segunda entrega Stephan tendrá la presencia que se merece, quizás será más tangible, lo que me permitirá conocerlo de verdad. Quiero darle el beneficio de la duda a la escritora.

Por lo pronto, Tú te lo pierdes es un relato largo, bastante sarcástico sobre la vida de una mujer moderna que solo desea darle prioridad a su crecimiento profesional y obviar la necesidad humana de enamorarse. Quizás con muchos nudos que hacen sentir al lector que sobre-satura la historia. El final de la novela no me crea mayor problema, a pesar de que es un total cliché. Ya que de alguna manera era necesario dejar el final abierto, no para crear una continuación, sino para darle un golpe de realidad a la protagonista.




Seguro que también te gusta

0 comentarios

No te cortes y da tu opinión, ¡comenta lo que quieras, siempre y cuando lo hagas con respeto!

Pero ¡POR FAVOR NO PIDAS LIBROS! ni dejes tu correo electrónico en en el mensaje con tal fin.

No se admiten enlaces a sus blogs ni ningún tipo de promoción, todo comentario que lo contenga será eliminado. Les devolveré la visita en cuanto pueda pinchando en sus nombre.

Puedes leer las políticas del blog para tener mayor información.

¡El spam será eliminado!

Con la tecnología de Blogger.